Los países en desarrollo impulsan el trabajo en materia de observancia de la PI en la OMPI

Print This Post Print This Post

Los países en desarrollo han aumentado su participación proactiva en el programa de observancia de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), según los participantes de la reunión del Comité Asesor sobre Observancia, que se celebró del 2 al 4 de noviembre.

“Ahora el comité sobre observancia es la mascota de los países en desarrollo”, comentó un participante durante la reunión.

“Por primera vez, los países en desarrollo contribuyeron de manera activa al programa”, afirmó Alí Asad Gilani, Primer Secretario de la Misión del Pakistán, al referirse específicamente a las propuestas del Brasil y del Pakistán relativas al trabajo futuro del comité que se incluirán en el acta de la reunión. Los países desarrollados del Grupo B también presentaron una propuesta.

Los participantes de todos los horizontes parecieron satisfechos de lo logrado durante las negociaciones de la semana, que consta en un proyecto de documento final que incluye una lista de cuatro temas de debate para la próxima sesión del comité, que se celebraría dentro de un año.

Los temas elegidos para el debate de la próxima sesión son: un estudio de los documentos relativos a las metodologías, la identificación de los tipos y los motivos del incumplimiento de los derechos de propiedad intelectual (PI), los estudios enfocados a establecer las metodologías que permitan apreciar el impacto social, económico y comercial de la falsificación y la piratería en las sociedades “tomando en cuenta las diversas realidades económico-sociales”, así como el análisis de las posibles medidas coercitivas desde una perspectiva de bienestar social y económico.

Según fuentes, quizás el cambio se debería al progreso que están realizando los principales países titulares de derechos fuera del sistema de la OMPI para crear normas de aplicación más severas, incluso mediante la negociación de un Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA).

El portavoz del gobierno de un país desarrollado opinó que “si no participan de manera proactiva en los debates, existe el riesgo de que las cuestiones tratadas salgan de la órbita de la OMPI”. No obstante, un portavoz de un país en desarrollo minimizó este aspecto.

Otro motivo que los participantes mencionaron para explicar el aumento de interés de los países en desarrollo fue el de un nuevo énfasis en los aspectos socio-económicos de la observancia, que surgió a raíz de la presentación y el documento de Carsten Fink, el nuevo economista jefe de la OMPI, quien cuestionó la validez de las estadísticas existentes que se utilizan para describir los efectos perjudiciales de la piratería y la falsificación.

Respeto por la PI y desarrollo

Un portavoz de un país en desarrollo comentó durante la reunión que los países en desarrollo quieren apropiarse del nuevo objetivo estratégico de la Secretaría de la OMPI relativo al “respeto por la PI” y hacerlo conforme a la Agenda de la OMPI para el Desarrollo.

La recomendación n° 45 de la Agenda de la OMPI para el Desarrollo dice lo siguiente: “Considerar la observancia de los derechos de propiedad intelectual desde el punto de vista de los intereses generales de la sociedad y de los objetivos orientados a impulsar el desarrollo, dado que “la protección y la observancia de los derechos de propiedad intelectual deberá contribuir al fomento de la innovación tecnológica y a la transferencia y difusión de la tecnología, en beneficio recíproco de los productores y de los usuarios de conocimientos tecnológicos y de modo que favorezcan el bienestar social y económico y el equilibrio de derechos y obligaciones”, conforme a lo señalado en el Artículo 7 del Acuerdo sobre los ADPIC”.

Durante la reunión del comité, los miembros no lograron ponerse de acuerdo sobre una propuesta, que consta en el documento final, relativa a la elaboración de una “lista de temas no-exhaustiva y provisoria” para debate futuro. Sin embargo, según una fuente, se bosquejó un acuerdo de último momento: “El comité toma nota de las propuestas de los Estados miembros que se debatirán en las próximas sesiones, incluidos los tres documentos (ver anexos) que se mencionan en el párrafo 9 así como las propuestas del auditorio. Estas propuestas servirán de base para elegir los temas se debatirán en las sesiones futuras del comité, que deberán acordarse por consenso y estar en conformidad con el mandato del comité”.

Las propuestas del Brasil y del Pakistán abordaron el trabajo futuro desde una perspectiva más amplia que la del comité en el pasado.

El Brasil afirma en su propuesta que “las violaciones de los derechos de PI […] no están desvinculadas de las variables políticas y sociales concretas”. Por lo tanto, “un modelo ‘universal’ […] claramente no es suficiente para asegurar una ‘observancia’ eficaz”.

La propuesta del Pakistán puso de relieve la necesidad de crear un “enfoque equilibrado” en lo tocante al respeto por la PI y advierte que “las enormes diferencias entre los precios de los productos originales y pirateados constituyen un gran” incentivo para el incumplimiento.

En su propuesta, que según fuentes fue presentada al final de la semana, el Grupo B sugiere que el comité debata la cuestión de la supervisión de los progresos realizados en materia de lucha contra la piratería y de la creación de capacidad y de la asistencia técnica, incluso la creación de alianzas, con el objeto de reforzar la aplicación de los derechos. El Grupo B señaló que las nuevas actividades deberán llevarse a cabo con la consignación presupuestaria disponible. Asimismo, el Sr. Fink dijo que el análisis estadístico y económico puede requerir un volumen de recursos más importante.

Según una fuente, la decisión de llevar a cabo un estudio minucioso significa que las estadísticas sobre los costos y los beneficios relativos a la piratería serán más completas y abarcarán las inquietudes en cuanto a los bienes públicos y los ingresos privados perdidos.

Los delegados empezaron la semana escuchando los informes de varios expertos, lo que demuestra un interés cada vez más grande por el cumplimiento de los derechos. El informe que los participantes citaron con más frecuencia fue el del Sr. Fink. Su presentación inició el debate sobre las posibles nuevas metodologías para evaluar los costos y los beneficios de la protección de la PI, explicó un participante.

Traducido del inglés por Analín Pedroni.

Kaitlin Mara may be reached at kmara@ip-watch.ch.

William New may be reached at wnew@ip-watch.ch.

Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported

Leave a Reply