Nueva iniciativa ecuatoriana: combatir la piratería con programas informáticos libres

Print This Post Print This Post

Los programas informáticos libres se están utilizando como una alternativa legal para combatir la piratería de programas informáticos en un proyecto conjunto impulsado por una organización sin fines de lucro regional, en coordinación con el Instituto Ecuatoriano de la Propiedad Intelectual (IEPI). En este proyecto, se hace uso de las bibliotecas públicas para difundir los programas informáticos libres.

En el marco del proyecto “Biblioteca Libre”, la Corporación Latinoamericana de Investigación de la Propiedad Intelectual para el Desarrollo, también conocida como Corporación Innovarte, firmó un acuerdo con el Instituto Ecuatoriano de la Propiedad Intelectual (IEPI), la Fundación para el Software Libre del Ecuador y la asociación de bibliotecas. La Corporación Innovarte apunta a promover el acceso a los conocimientos, la innovación y la cultura como herramientas para el desarrollo.

Los programas informáticos libres se ofrecerán como parte de la colección habitual de cada biblioteca. La iniciativa difundirá los programas informáticos libres entre la población, con lo cual se cumplirán dos objetivos: ofrecer a las personas distintas opciones, respaldando así la “expansión de posibilidades educativas y de investigación”, y, por otra parte, contribuir a limitar el uso de programas informáticos ilegales.

Según lo expresado por la Fundación para el Software Libre, los programas informáticos libres permiten al usuario “ejecutar, copiar, distribuir, analizar, modificar y perfeccionar los programas informáticos”. Para ello, el acceso al código de origen es un requisito previo. Las copias se pueden redistribuir con o sin modificaciones, a cambio de dinero o de manera gratuita, “a cualquier persona y en cualquier lugar”. Los programas informáticos libres atañen a la libertad y no al precio, es la definición del término por parte de la fundación, que además agrega, “libre tiene que ver con la libertad de expresión y no con una barra libre de cerveza”.

Los defensores de los programas informáticos libres dicen estar a favor de los derechos de autor, ya que de ellos dependen tales programas.

La iniciativa cuenta con el fuerte aval del IEPI en el Ecuador, según lo expresado por Luis Villarroel, director de la Corporación Innovarte y ex delegado de Chile ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. “El Instituto Ecuatoriano de la Propiedad Intelectual es el primero en aprobar una campaña de este tipo”, afirmó Villarroel a Intellectual Property Watch, y esta medida promueve el respeto por los derechos de autor ‘de una manera positiva y constructiva’”.

El proyecto también ha desembarcado en Chile, aunque el Instituto Nacional de Propiedad Industrial de dicho país se muestra más reacio a “respaldar una campaña a favor de los programas informáticos libres”. En Chile, la ONG invitó a las bibliotecas a talleres de información y centró su atención en ellas en forma individual. Según Villarroel, las bibliotecas que aceptaron participar recibieron “uno o dos CD” con programas informáticos, que podrán prestar, reproducir o incluso modificar, si así lo desean. También agregó que Chile se ha volcado a las escuelas para la distribución de programas informáticos libres como parte de este proyecto.

Por otra parte, existe una fase piloto del proyecto en Nicaragua, mientras que se han mantenido charlas con la asociación de bibliotecas del Uruguay para comenzar con el proyecto más adelante en 2010. La financiación del proyecto es todo un desafío, por lo que la Corporación Innovarte se esfuerza por reunir fondos adicionales. Es posible que se les ofrezca a las empresas de programas informáticos libres respaldar el proyecto a cambio de contribuciones en especie, manifestó Villarroel.

Según Gina Brito, coordinadora del proyecto Biblioteca Libre en el Ecuador, el CD que se distribuye a las bibliotecas de dicho país contiene 19 programas distintos, cada uno de los cuales admite la plataforma Windows, además de ciertas alternativas de programas informáticos populares entre el público. Los programas informáticos se pueden instalar y cuentan con una guía de usuario.

El nombre del proyecto es “Biblioteca Libre” y forma parte de la campaña “Legalízate”. Conforme a lo expresado por Andrés Ycaza Mantilla, presidente del IEPI, el significado de esta campaña es “legaliza la actividad que realizas mediante programas informáticos libres”.

El IEPI desempeña un papel activo en el proyecto Biblioteca Libre, pero, según Ycaza Mantilla, “también respalda las campañas contra la piratería orquestadas por las organizaciones que apoyan los programas informáticos propietarios, como la Business Software Alliance”. La BSA presenta estadísticas anuales que exhiben pérdidas millonarias en ingresos como consecuencia de la piratería. No obstante, ciertas voces cuestionan que el cálculo se realice tomando la venta de precio completo de cada versión pirateada como perdida.

Aún faltan precisiones en cuanto a la cantidad de bibliotecas involucradas en el proyecto, pero la intención del IEPI es contar con “tantas bibliotecas como sea posible”, aunque con un margen mínimo de infraestructura y organización al mismo tiempo, expresó Mantilla.

Además, el IEPI “respalda las iniciativas en contra de la piratería por parte de la industria de los programas informáticos. Creemos que tienen un efecto positivo a la hora de combatir la piratería de programas informáticos en el país, y es nuestro deseo que otras industrias nacionales sigan su ejemplo y tomen medidas enérgicas para defender sus derechos de propiedad intelectual en el Ecuador”, indicó.

Para este artículo se contó con la colaboración de William New
.

Catherine Saez may be reached at info@ip-watch.ch.

Creative Commons License"Nueva iniciativa ecuatoriana: combatir la piratería con programas informáticos libres" by Intellectual Property Watch is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Leave a Reply