La OMS organiza nueva reunión sobre la gripe y el intercambio de virus gripales, mientras Europa analiza los “disparates” de la OMS

Print This Post Print This Post

Se espera que una nueva negociación intergubernamental facilitada por la directora general de la Organización Mundial de la Salud permita lograr un acuerdo sobre intercambio de materiales relacionados con los virus, compartición de beneficios y gestión de los derechos de propiedad intelectual conexos.

No ha sido posible alcanzar un consenso sobre estas cuestiones, ni en la Reunión Intergubernamental sobre Preparación para una Gripe Pandémica, ni a través de una negociación informal con la Directora General, Margaret Chan.

Por otra parte, el Consejo de Europa, un órgano intergubernamental dedicado a la promoción de los derechos humanos y otras cuestiones, celebró una audiencia pública sobre la actuación de la OMS durante la pandemia.

La recién establecida reunión de la OMS se celebrará del 10 al 12 de mayo, antes de la Asamblea Mundial de la Salud, órgano de decisión de la OMS, que tendrá lugar del 17 al 22 de ese mismo mes. La reunión fue programada por el Consejo Ejecutivo de la OMS, que asesora a la Asamblea, en su reunión celebrada del 18 al 22 de enero.

La reunión de mayo “deberá realizarse utilizando un formato de grupo de trabajo de composición abierta”, y utilizará como documento base el informe final de la primera reunión intergubernamental presentado a la asamblea de mayo, según acordaron los gobiernos.

La decisión surgió de una consulta informal entre Australia, Bangladesh, Brasil, Canadá, China, la Unión Europea, Francia, India, Indonesia, Japón, Noruega, Sudáfrica, Suiza, Tailandia, el Reino Unido, Estados Unidos y Zimbabwe.

Se intercambian los virus, pero ¿dónde están los beneficios?

México, donde se originó en 2009 la pandemia del H1N1 (la llamada gripe porcina), dijo que “a pesar de la buena fe que demostramos en el intercambio del virus”, lo cual muchos en la reunión reconocieron como la razón que hizo posible desarrollar las vacunas tan rápidamente, “nunca hemos recibido ningún beneficio de ese intercambio”.

“Tenemos una reserva limitada de vacunas en el mercado”, y el acceso se ha restringido en México, añadió el delegado, diciendo que es esencial “que lleguemos a un acuerdo sobre el intercambio de medicamentos”. Las vacunas son producidas por empresas de países desarrollados.

Brasil puso de relieve que cualquier acuerdo de este tipo deberá ser “vinculante y exigible”, puesto que la participación en los beneficios es un derecho de los Estados miembros.

La Federación Internacional de Asociaciones de Fabricantes de Productos Farmacéuticos dijo que sus miembros habían efectuado voluntariamente “contribuciones sin precedentes”, tanto en términos de conocimientos sobre investigación y desarrollo y dosis de vacunas, como a través de la aplicación de precios diferenciados para reducir costos en los países en desarrollo. Sangeeta Shashikant, de la Red del Tercer Mundo, dijo que “la desigualdad de un sistema que ofrece vacunas a los países desarrollados, pero obliga a los países en desarrollo a depender de medidas ad hoc tales como donaciones, es evidente”.

Hubo algunos comentarios sobre la gestión de la pandemia. “Nos gustaría que la OMS aclarara las cosas”, dijo el delegado de la India, haciendo referencia a informes de prensa según los cuales los expertos asesores de la OMS tenían vínculos con la industria farmacéutica. “En la percepción del público, nuestra labor está siendo cuestionada”, agregó, diciendo que es necesario que la OMS emita una declaración al respecto.

Audiencia Pública del Consejo de Europa

En una audiencia pública celebrada el 26 de enero en Estrasburgo, representantes de la Organización Mundial de la Salud y de la industria farmacéutica europea se defendieron de las críticas del Consejo de Europa y de la prensa respecto a la posibilidad de haber dado un mal manejo al brote de gripe el verano pasado.

La declaración de la pandemia fue “una medida incomprensible que no puede ser respaldada por ninguna prueba”, dijo Wolfgang Wodarg, médico especializado en epidemiología y antiguo presidente de la Subcomisión de Salud de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

Wodarg fue el principal firmante de una moción para que el Consejo de Europa investigara la actuación de la OMS. Planteó la preocupación de que se hubiese declarado una pandemia en junio principalmente para inducir a los gobiernos a comprar masivamente vacunas patentadas. Wodarg pidió que se llevara a cabo una investigación para determinar cómo se había producido este “peligroso disparate”.

Sin embrago, la actual pandemia de gripe es “un suceso bien documentado desde el punto de vista científico [y] no es una cuestión arbitraria de invención de palabras o polémicas”, respondió Keiji Fukuda, asesor especial de la Directora General de la OMS sobre la gripe pandémica. La OMS confía en la integridad y la validez científica de sus decisiones, dijo Fukuda, añadiendo que la explicación de esta actuación apareció en el sitio Web de la OMS el pasado 3 de diciembre.

“En nuestra opinión, los términos de esta moción son inapropiados para aquellos que saben cómo funciona la fabricación de las vacunas”, dijo Luc Hessel, un representante del grupo de fabricantes europeos de vacunas, añadiendo que la industria hizo lo que le pidieron los encargados de la formulación de políticas.

Ulrich Keil, profesor y director del Centro de Colaboración de la OMS para las Epidemias en el Instituto de Epidemiología de la Universidad de Münster (Alemania) dijo que el mundo estaba “presenciando actualmente una gigantesca mala asignación de recursos públicos en salud”, ya que esta cuestión estaba recibiendo una inversión muy superior a la que se concedía a enfermedades no transmisibles, que son asesinos de mucha mayor proliferación.

Un parlamentario del Consejo de Europa presente en la audiencia respondió que como defensor de la población prefería el enfoque preventivo. “Si una persona muriera sin que hubiera una vacuna, nos criticarían”, dijo, agregando que, “y yo no tengo acciones en la industria farmacéutica”.

Un parlamentario en el público criticó la “manera tan exagerada como la OMS había respondido a las dudas” acerca de sus conclusiones, “como si no pudiera afrontar el cuestionamiento de sus autoridades. Me parece ofensivo que una organización como la suya pueda creer que está más allá del reproche y más allá del cuestionamiento”.

Fukuda dijo que la OMS “no se hacía ilusiones de que ésta fuera una respuesta perfecta”. Pero, agregó, “cuando usted tiene que tratar a una persona que sufre de dolor en el pecho, no suele esperar hasta que esté muy grave antes de hacer algo al respecto … y este es el mismo enfoque”.

La OMS preparará una versión provisional de su examen de la respuesta global al H1N1, para presentarla en la próxima Asamblea Mundial de la Salud en mayo, según anunció Chan al Consejo Ejecutivo.

En su declaración de apertura al Consejo Ejecutivo, Chan destacó que el carácter moderado de la pandemia había sido la mejor noticia en materia de salud en la última década. Añadió que en el hemisferio norte lo peor podría haber terminado, pero “aún queda por transcurrir una gran parte del invierno”, y la temporada de gripe está por comenzar en el hemisferio sur. Agregó que para los países en desarrollo “preocupados por su acceso a las vacunas contra la pandemia, la OMS estaba intensificando su programa de donaciones”.

Si desea obtener más información, consulte www.ip-watch.org

Traducido del inglés por Giselle Martínez

Kaitlin Mara may be reached at kmara@ip-watch.ch.

William New may be reached at wnew@ip-watch.ch.

Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported

Leave a Reply