Los derechos de PI se encuentran en los bloques de salida hacia Copenhague, pero aún reina incertidumbre en torno al tema

Print This Post Print This Post

BARCELONA – El 6 de noviembre culminaron las negociaciones sobre el cambio climático que se extendieron durante una semana, y, si bien la mayoría de las delegaciones aseguraron que todo es aún posible en la conferencia sobre cambio climático que se celebrará en diciembre, continúa habiendo incertidumbre en torno a numerosas cuestiones. Entre ellas se incluyen las finanzas, la reducción de emisiones, la transferencia de tecnologías y la naturaleza del acuerdo que se establecerá en Copenhague.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) se reunió del 2 al 6 de noviembre en Barcelona con el fin de lograr avances en el proyecto de texto para la reunión final en Copenhague del 7 al 18 de diciembre. Las negociaciones se han llevado a cabo en grupos más pequeños denominados grupos de contacto.

Si bien durante la semana no se deliberó formalmente sobre los derechos de propiedad intelectual, estos constituyeron el foco de atención y, a fines de la semana, no solo se mencionaron en el documento oficioso en materia de transferencia de tecnologías, sino que también se aludió a ellos en el último día en una nueva versión de un documento oficioso sobre medidas de mitigación.

Los documentos oficiosos que se elaboraron en Barcelona servirán de base para las rondas de conversaciones de Copenhague, y el debate promete caldearse habida cuenta de la dualidad de las posiciones de algunos actores en materia de propiedad intelectual (PI).

En el último día, el grupo de contacto también publicó un nuevo documento oficioso sobre medidas más eficaces para el desarrollo y la transferencia de tecnologías, que reemplaza la versión precedente del martes, la número 36, que fue cuestionada por algunos países en desarrollo, como la India, Bolivia, Bangladesh y el Grupo de los 77 y China, por haber eliminado del texto principal los temas relativos a PI.

El nuevo documento oficioso, número 47, reincorporó en el texto principal las medidas relacionadas con los derechos de propiedad intelectual. En el documento oficioso 36, dichas medidas se habían relegado a un apéndice en un pie de página en el que se afirmaba que los temas incluidos en el apéndice podían discutirse con posterioridad a la conferencia de Copenhague, lo que generó descontento entre los países en desarrollo.

El 5 de noviembre, la India, Bolivia y Bangladesh presentaron algunas enmiendas al documento oficioso 36 con el fin de reincorporar en el cuerpo del proyecto de texto los puntos trasladados al apéndice, según señaló Ajay Mathur, Director General de la Bureau of Energy Efficiency de la India. El 6 de noviembre se publicó el documento oficioso 47.

El Grupo de los 77 y China también presentaron enmiendas al texto. Se agregaron el párrafo 9 bis en el documento 47, que incluía medidas específicas destinadas a eliminar los obstáculos para el desarrollo y la transferencia de tecnologías, y los párrafos 10 bis, 10 bis 1, 10 bis 2 y 10 bis 3, que recuperaban parte del texto del documento con el que se iniciaron las conversaciones en Barcelona, a saber, el documento oficioso 29.

Documento oficioso 47 disponible aquí [pdf en inglés]
Documento oficioso 36 disponible aquí [pdf en inglés]

Kunihiko Shimada, Presidente del grupo de contacto a cargo de elaborar medidas más eficaces para el desarrollo y la transferencia de tecnologías y Coordinador de Políticas para el Ministerio de Medio Ambiente del Japón, dijo a Intellectual Property Watch que los derechos de PI revisten importancia para todos en diferentes contextos.

Los países desarrollados necesitan una sólida protección de los derechos de PI como incentivos para la innovación, y los países en desarrollo consideran a tales derechos como un obstáculo clave para la transferencia de tecnologías y solicitan que los países desarrollados concedan más flexibilidades en materia de derechos de PI.

“El grupo de la CMNUCC a cargo de las negociaciones en materia de tecnología debería procurar asistencia de la comunidad de expertos en derechos de PI, como la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual o la Organización Mundial del Comercio”, afirmó. Ambos grupos estuvieron presentes en Barcelona.

Los países europeos junto con los Estados Unidos y la mayoría del resto de los países desarrollados consideran que las cuestiones relativas a los derechos de PI no deben abordarse en las negociaciones sobre el cambio climático, según señalaron delegados de países desarrollados.

Los derechos de PI vuelven a mencionarse en el grupo de contacto sobre mitigación.

Tras la presión ejercida por los países en desarrollo el 5 de noviembre, se incorporó una mención a los derechos de PI en un nuevo documento oficioso, número 42 que reemplazó al documento oficioso 30, que versa sobre diversas estrategias destinadas a aumentar la rentabilidad de las medidas de mitigación y a promoverlas. Documento oficioso 42 disponible aquí [pdf en inglés]

El texto del documento oficioso 42 es similar al incluido en el documento oficioso 47. En ambos documentos, se deliberará sobre los derechos de PI en Copenhague, dado que estos temas no se discutieron oficialmente en Barcelona.

En una conferencia de prensa, el delegado de la India señaló que dicho país no estaba dispuesto a aceptar un acuerdo débil en Copenhague, en alusión al temor de los países en desarrollo de que los países desarrollados intenten impedir que el acuerdo adquiera un carácter jurídicamente vinculante y que prefieran uno de naturaleza políticamente vinculante.

El delegado sostuvo que todavía puede alcanzarse un resultado favorable en Copenhague. “Aún no nos damos por vencidos”, dijo. El avance logrado es decepcionante pero las negociaciones son complejas y los países poseen importantes intereses económicos, agregó.

La Alianza de los Pequeños Estados Insulares exigió que se llegara a un resultado jurídicamente vinculante en Copenhague e hizo hincapié en que el principal ingrediente era la voluntad política. “No contamos con la opción de la postergación”, sostuvo el representante.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), las reuniones de Barcelona constituyeron una “sesión de asuntos perdidos y encontrados” en la que los países desarrollados perdieron sus ambiciones y África halló sus fortalezas, en alusión al boicot mantenido por los países del Grupo Africano al comienzo de la semana en relación con el Protocolo de Kyoto.

El representante del Grupo de los 77 y China manifestó que se había logrado poco progreso y que el problema principal residía en el nivel requerido de reducción de emisiones con el que los países desarrollados no quisieron comprometerse. En una reunión de información para la prensa, agregó que el Grupo necesitaba un compromiso justo en materia de tecnología, incluido el abordaje de los asuntos relacionados con los derechos de PI.

La CMNUCC conserva sus esperanzas de que en Copenhague se alcance un sólido acuerdo climático, que requerirá una combinación de compromisos y avenencias de las partes a fin de lograr esta meta, sostuvo Yvo de Boer, Secretario Ejecutivo de la CMNUCC, en una conferencia de prensa.

Además, agregó que la cuestión sobre el cambio climático nunca antes tuvo tal nivel de importancia en el orden del día de los líderes mundiales y esperó que en las negociaciones de Copenhague se saque partido de ello. Si ha de celebrarse un tratado, sus contenidos deberían negociarse en Copenhague. “Luego de Copenhague, las negociaciones deben transformarse en acciones”, concluyó.

Traducido del inglés por Fernanda Nieto Femenia

Catherine Saez may be reached at info@ip-watch.ch.

Creative Commons License"Los derechos de PI se encuentran en los bloques de salida hacia Copenhague, pero aún reina incertidumbre en torno al tema" by Intellectual Property Watch is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Leave a Reply