El destino de los conocimientos tradicionales: una decisión clave en las Asambleas de la OMPI

Print This Post Print This Post

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) debe tener la capacidad de fijar normas para la innovación, desde los avances de la tecnología más recientes hasta los sistemas de conocimientos tradicionales, si desea conservar su reconocimiento en la formulación de políticas, expresó hoy el Director General en la apertura de la Asamblea General anual del organismo de las Naciones Unidas.

“En el terreno de la actividad normativa, la labor no está avanzando”, afirmó Francis Gurry en su discurso de apertura. “Hay bloqueos en varios ámbitos” que generan “graves riesgos para la Organización”. Hizo referencia a dos áreas en particular: la protección de los conocimientos tradicionales y de las expresiones culturales tradicionales, y el futuro del derecho de autor en el entorno digital.

Otros puntos clave de las Asambleas de los Estados miembros de la OMPI, que se celebran del 22 de septiembre al 1 de octubre, incluyen la aprobación de un plan de trabajo sobre cuestiones relacionadas con las patentes y la función de la OMPI en cuestiones mundiales, como el cambio climático.

Por otro lado, la semana pasada el Comité del Programa y Presupuesto de la OMPI aprobó fondos adicionales para la aplicación del Programa para el Desarrollo de 2007, cuestionó la composición del Comité de Auditoría y debatió la posibilidad de construir un nuevo centro de conferencias de la OMPI.

En las reuniones anuales se dictan los mandatos para la labor de la OMPI. Las recomendaciones y los resultados clave de varios de los comités más controlados de la OMPI se revisan y se deciden durante las sesiones. Los primeros dos días se dedican a una primera reunión ministerial en la que participan más de 40 ministros principalmente de países en desarrollo, quienes pronuncian sus respectivos discursos.

Las Asambleas de este año constituyen las primeras en las que Gurry se desempeña como Director General, y en su discurso de apertura describió las iniciativas en curso destinadas a incrementar la responsabilidad en la Organización.

Conocimientos tradicionales, derecho de autor, patentes y el problema del cambio climático

Una decisión clave del programa de la OMPI de esta semana es el futuro de su comité encargado de la protección de los conocimientos tradicionales y los recursos genéticos, sobre el cual no se pudo llegar a un acuerdo el año pasado.

El Comité Intergubernamental sobre Propiedad Intelectual y Recursos Genéticos, Conocimientos Tradicionales y Folclore (CIG) no pudo lograr un acuerdo en su último período de sesiones, del 29 de junio al 3 de julio, lo cual reflejó el fracaso previo en las negociaciones entabladas del 13 al 17 de octubre de 2008.

Muchos países en desarrollo insisten en que las reuniones del Comité creado hace una década deben avanzar en torno a la negociación de un tratado relativo a la protección de este tipo de derechos de propiedad intelectual. El Grupo Africano, entre otras partes, solicitó que se delibere sobre un instrumento internacional que sea jurídicamente vinculante. Otros, principalmente el Grupo B de países desarrollados, opinaron que era poco prudente establecer una meta antes de dar comienzo a las negociaciones.

No queda claro qué hará la Asamblea General respecto del texto sobre el cual no se ha llegado a un acuerdo; normalmente, las asambleas adoptan decisiones conforme a las recomendaciones de los comités. Gurry solicitó a los delegados que demostraran flexibilidad y posibilitaran la continuidad del trabajo del Comité de modo que los países en desarrollo puedan esperar que se hallen soluciones internacionales en materia de protección en un futuro próximo.

El Director General también pidió que se prestara atención a la descarga de contenido de Internet, donde, según indicó, reina un índice de piratería del 95% y un “nivel de indiferencia por la propiedad intelectual que no tiene precedentes”. Este es un desafío mundial, agregó, dado que la mayoría de las formas de expresión cultural, o quizá todas, están migrando a Internet y están surgiendo nuevas formas de contenidos generados por los usuarios.

Gurry destacó la importancia que reviste para la OMPI el Tratado de Cooperación en materia de Patentes (PCT). Aseguró a los miembros que una “hoja de ruta” para futuras mejoras del tratado “no es un ejercicio normativo” y que el PCT no afecta en modo alguno la soberanía de los Estados miembros.

Gurry también hizo alusión a la Asamblea General de las Naciones Unidas, llevada a cabo simultáneamente pero en Nueva York, donde hoy se delibera sobre el problema del cambio climático. Este tema también merece la atención de la comunidad de la propiedad intelectual, sostuvo Gurry.

“Existe la idea de que la propiedad intelectual puede ejercer una influencia negativa en el ámbito de iniciativas de política necesarias para abordar el problema del cambio climático”, afirmó. Pero dados los cambios necesarios en toda la infraestructura de la economía mundial, es difícil imaginar que los derechos de propiedad intelectual de una tecnología particular podrían plantear un obstáculo. Por el contrario, puede considerarse como un “estímulo sistémico” para el tipo de innovación ecológica que necesitamos, indicó.

La OMPI considera positivos los ingresos para 2008-2009; próximo bienio con más dificultades

A pesar de la crisis económica, la OMPI espera finalizar el actual bienio con “optimismo financiero”, dijo Gurry a la Asamblea hoy. Pero el período siguiente será más difícil, habida cuenta de la disminución prevista del 1,6% en los ingresos. Se espera que los ingresos comiencen a reactivarse en la segunda mitad de 2010, señaló.

El presupuesto provisional para el bienio 2010-2011 fue aprobado por el Comité del Programa y Presupuesto la semana pasada, y la mayoría de los recursos no asignados de la OMPI se destinaron a proyectos del Programa para el Desarrollo. El resumen de las recomendaciones de dicho Comité están disponibles aquí [pdf].

El asunto en discusión era de qué modo destinar recursos para los proyectos aún no acordados del Programa para el Desarrollo, según los participantes. El Comité sobre Desarrollo y Propiedad Intelectual (CDIP) se reúne en noviembre y nuevamente en abril, pero la siguiente reunión en materia de presupuesto se celebrará recién en julio. Por ello, muchos países en desarrollo plantearon el interrogante de cómo los proyectos acordados en noviembre podrían comenzar a aplicarse oportunamente, sin contar con los recursos presupuestarios para financiar tal aplicación.

Sin embargo, otros países, principalmente del Grupo B de países desarrollados, expresaron su preocupación porque esa asignación de fondos a proyectos aún poco claros fuera improcedente, y alegaron que los detalles de los proyectos debían ultimarse antes de que los fondos se otorgaran para su aplicación.

Algunos países en desarrollo indicaron que el sistema del Tratado de Cooperación en materia de Patentes tenía una partida presupuestaria de 44 millones de francos suizos destinados a la sección “Otros” en Servicios contractuales. Si esto, afirmaron, no era improcedente, la asignación de dinero para financiar proyectos de desarrollo también debía permitirse.

Finalmente, 2,3 millones de francos suizos de la porción no asignada del presupuesto (reservada para gastos imprevistos durante el año) se destinaron provisionalmente a los costos iniciales de proyectos del Programa para el Desarrollo que se discutirán en noviembre. Esa cifra se añade a los 2.240.000 millones de francos suizos destinados a actividades acordadas por el CDIP en abril de 2009 (lo cual formaba parte del presupuesto provisional asignado al Comité del Programa y Presupuesto la semana pasada), según trascendió. Asimismo, una cantidad complementaria de 100 mil francos suizos se destinó a la coordinación y a proyectos del Programa para el Desarrollo, lo cual significa que un total de 5.640.000 millones de francos suizos de los 6.996.000 millones de francos suizos de fondos no asignados ahora están destinados a fines de desarrollo.

La crisis financiera se abordó en el Comité del Programa y Presupuesto, que se reunió del 14 al 16 de septiembre, dado que la OMPI se prepara para ajustarse el cinturón en vista de la reducción de ingresos en el próximo año fiscal. “Es probable que la OMPI, organización que obtiene más del 90% de su financiación de las tasas que cobra por los servicios que presta al sector privado, sienta más agudamente que ninguna otra organización del Sistema de las Naciones Unidas la repercusión de la crisis económica y financiera”, señaló Gurry en el párrafo introductorio al presupuesto.

Grupo de Trabajo del Comité de Auditoría, construcción del centro de conferencias

En el Comité del Programa y Presupuesto (PBC), también se deliberó ampliamente sobre la composición del Comité de Auditoría de la OMPI, para el cual los países en desarrollo pedían nueve miembros, y los países desarrollados sostenían que debía limitarse a cinco miembros. Se creará un grupo de trabajo para que revise el mandato del Comité de Auditoría y su tamaño, y presente recomendaciones ante el PBC en 2010.

El centro de conferencias que la OMPI ha solicitado en repetidas ocasiones no consiguió luz verde ni roja, después de que Francia y España cuestionaran la prudencia de invertir en este proyecto de aproximadamente 64,2 millones de francos suizos en un momento en el que la OMPI recorta gastos en todas las demás áreas, según se indicó. Por lo tanto, el Comité del Programa y Presupuesto acordó “tomar nota” de las propuestas para la sala de conferencias y los plazos sugeridos, y analizar la posibilidad de autorizar fondos adicionales (aunque sin mencionar cuándo se realizaría tal análisis).

Para este artículo se contó con la colaboración de William New.

Traducido del inglés por Fernanda Nieto Femenia

Kaitlin Mara may be reached at kmara@ip-watch.ch.

Creative Commons License"El destino de los conocimientos tradicionales: una decisión clave en las Asambleas de la OMPI" by Intellectual Property Watch is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Leave a Reply