La OMA estudia nuevo “mecanismo de diálogo” relativo a la falsificación y énfasis explícito en materia de salud pública

Print This Post Print This Post

Esta semana la Organización Mundial de Aduanas (OMA) tratará de llegar a un acuerdo sobre un grupo de sustitución más flexible para la lucha contra la falsificación y la piratería que podría calmar las preocupaciones sobre la extralimitación de los funcionarios de aduanas. Asimismo, estudiará una propuesta para agregar un énfasis explícito en materia de salud pública y seguridad a sus actividades de ejecución.

En su reunión del 22 al 27 de junio en Bruselas, la Comisión Política de la OMA examinará una recomendación que prevé reemplazar un grupo previo controvertido sobre falsificación y piratería por otro más flexible que se limite al diálogo. Estudiará también la posibilidad de modificar la formulación “salud pública y seguridad” del mandato del Comité de Ejecución de la OMA.

El Comité de Ejecución, que aborda varios asuntos técnicos como el tráfico de drogas y los derechos de propiedad intelectual (DPI), no pudo llegar a un acuerdo en cuanto al asunto de la salud en su reunión de febrero, según un documento que la Secretaría redactó el 20 de mayo para la Comisión Política, accesible aquí [pdf, en inglés].

Se presentaron varias propuestas relativas a la posibilidad de introducir las palabras “salud y seguridad” en el mandato del comité. Mientras que algunos miembros sostuvieron que ninguna propuesta era necesaria puesto que ya se abarcan en el mandato existente mediante los términos “fraude” y “contrabando”, los partidarios de agregar los términos estimaron que el hecho de incluirlos envía un mensaje político importante. El documento de la Secretaría engloba las opiniones que expresaron tanto los miembros que están en contra de la inclusión de las palabras como los que están a favor.

El organismo internacional de aduana, con sede en Bruselas, está intentando estar más alerta e implicado en la lucha contra la falsificación y la piratería de productos y servicios. Propone un nuevo grupo no negociador, que se llamaría WCO Counterfeiting and Piracy Group (grupo sobre falsificación y piratería de la OMA), que sería un “mecanismo de diálogo” y claramente no se dedicaría al establecimiento de normas.

“El grupo constituirá un mecanismo de diálogo sobre las medidas en frontera en materia de falsificación de marcas y piratería lesiva del derecho de autor”, según el proyecto de mandato del 11 de junio accesible aquí [pdf, en inglés], redactado por la Secretaría de la OMA como fundamento para el debate sobre PI en la reunión de la Comisión Política.

El año pasado, la propuesta de mandato del Grupo de Trabajo SECURE (siglas en inglés de normas provisionales utilizadas por aduana para la observancia uniforme de derechos), de 2007, se encontró con la resistencia de algunos de sus miembros.

Algunos oponentes comentaron que temen que el grupo haga decidir a agentes de aduanas no calificados en materia de posibles productos infractores en vez de a jueces, y que el procedimiento no ha sido lo suficientemente integrador y abierto.
En diciembre, la Secretaría declaró que se recomendaba el cese del grupo SECURE y que un nuevo grupo lo reemplazaría.

“En sus debates, el grupo respetará los regímenes jurídicos nacionales de los miembros, así como sus respectivos niveles de compromiso en acuerdos internacionales, como el Acuerdo sobre los ADPIC, del cual los miembros son partes, y no se encargará de establecer normas ni tratará de formular recomendaciones o de adoptar medidas especiales”, menciona el documento de la Secretaría con fecha del 11 de junio.

Acuerdo sobre los ADPIC es el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio de la Organización Mundial del Comercio. La OMA indicó que el establecimiento de normas “comprende todo tipo de disposiciones (vinculantes o no vinculantes), sin distinción de nombre, tales como normas, mejores prácticas, recomendaciones, directrices o cualquier otra denominación”.

El proyecto de mandato se acordó durante tres reuniones informales que empezaron en el mes de diciembre y concluyeron el 4 de junio con 22 miembros presentes, según la Secretaría. De conformidad con el mandato, el nuevo grupo se formaría el corriente mes y tendría una misión ilimitada “hasta que sea sustituido o revocado”, con un miembro de la OMA como presidente que rota cada año y es elegido por un grupo de miembros.

El objetivo y el ámbito del grupo estarían “limitados a un intercambio y debate de opiniones, experiencias, prácticas e iniciativas de las administraciones aduaneras, y debates sobre las actividades de la OMA relativas al fomento de la capacidad para los miembros que solicitan asistencia”.

El grupo presentará un “informe fáctico” al Comité Técnico Permanente de la OMA al término de cada sesión. Las sesiones generalmente tendrán lugar durante dos días dos veces al año, pero podrían celebrarse “cuando sea necesario, sujetas a la aprobación” del comité permanente.

Es posible que se invite a observadores a participar en reuniones públicas con vistas a lograr una participación “equilibrada” de las partes interesadas.

La Comisión Política cuenta con 23 miembros, examina asuntos de la agenda del Consejo de la OMA y prepara recomendaciones para éste, que es el órgano supremo de la organización.

El Consejo decidirá los asuntos sobre PI y, por ende, la Comisión Política los examinará en un primer momento, según ciertas fuentes. Aún queda por ver si la Comisión Política cambiará la formulación en el mandato propuesto que se ha negociado para el nuevo grupo.

De igual manera, la Secretaría ha estado proporcionando asistencia técnica en materia de DPI a diferentes regiones, según menciona el documento preparado para la reunión de esta semana.

Traducido del inglés por Analín Pedroni.

William New may be reached at wnew@ip-watch.ch.

Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported

Leave a Reply