Miembros de la OMPI impulsan la aplicación del Programa para el Desarrollo

Print This Post Print This Post

Los miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual entablaron a finales de abril unas difíciles negociaciones para aprobar un nuevo plan para la aplicación de recomendaciones que permitan profundizar el enfoque de la OMPI en el desarrollo, según comentaron los participantes.

Las reuniones del Comité de la OMPI sobre Desarrollo y Propiedad Intelectual (CDIP) tuvieron lugar entre el 27 de abril y el 1 de mayo.

En medio de las preocupaciones de algunos países en desarrollo por el tiempo perdido en cuestiones de procedimiento, los miembros decidieron de manera general proceder a examinar las 45 recomendaciones del Programa de Desarrollo, agrupadas de forma flexible por temas, que fueron aprobadas en las asambleas generales de la OMPI en 2007. Se examinaron además las recomendaciones en el marco de varios temas, permitiendo así que la Secretaría de la OMPI busque financiación para la aplicación de aquellas recomendaciones en su próxima propuesta de presupuesto para 2010-2011, según informaron algunas fuentes.

Además, los gobiernos iniciaron debates acerca de la manera de coordinar e informar sobre la aplicación de las recomendaciones, que puede ser una cuestión política. Según los participantes, los países desarrollados insistieron en que no se crearan nuevos mecanismos en la OMPI, mientras que diferentes grupos de países en desarrollo expresaron sugerencias en cuanto a las formas de proceder sobre la presentación de informes de los presidentes de los comités de la OMPI.

Trevor Clarke, Embajador de Barbados y Presidente del Comité, celebrará consultas informales no vinculantes en el período que precederá a las reuniones de las Asambleas Generales del mes de septiembre, dijo.

Las propuestas temáticas se volverán a publicar de manera que queden reflejadas las observaciones formuladas durante la semana, y se examinarán nuevamente en la próxima reunión del CDIP prevista para noviembre, según señalaron las fuentes.

“El proceso va definitivamente por buen camino”, comentó un funcionario de Brasil, uno de los países que presentó originalmente la iniciativa del Programa de la OMPI para el Desarrollo en 2004. “Hemos decidido darle una oportunidad a un enfoque temático. El presidente ofreció las garantías necesarias para continuar con un enfoque equilibrado”.

Las principales garantías, según comentó el brasilero a Intellectual Property Watch, tienen que ver con que, en el marco del enfoque temático, las recomendaciones individuales prevalecen sobre los temas, los proyectos son evolutivos y se pueden modificar a lo largo del camino, y existe cierta flexibilidad en el proceso.

En una entrevista posterior, el Presidente Clarke dijo que el acuerdo principal era que se estructuraría la aplicación de las recomendaciones adoptadas por medio del enfoque de proyectos temáticos. Dijo que esto se consideraba útil porque los compromisos alcanzados para llegar a las 45 recomendaciones contenían algunas duplicaciones.

El enfoque temático tiene por objeto reunir proyectos o partes de proyectos con actividades similares y aplicarlos, dijo Clarke. El enfoque “permitirá que se acelere la aplicación y se haga de manera más eficaz”, dijo.

Tres de los temas examinados durante la semana fueron las recomendaciones relativas a la competencia, el dominio público, y la tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) y la brecha digital. Otros temas incluyeron la transferencia de tecnología y la información sobre patentes. Los detalles de los proyectos se encuentran en los documentos de las reuniones, disponibles en el sitio Web de la OMPI.

Las propuestas detalladas de la Secretaría sobre los proyectos relacionados con estos temas incluyeron la elaboración de numerosos estudios y otras iniciativas, y los presupuestos y plazos estimados. Se hicieron algunas modificaciones a los proyectos propuestos por la Secretaría para asegurarse de que reflejaran lo estipulado en las recomendaciones, Clarke dijo.

Limitaciones al acceso por parte de los EE.UU., y transparencia

Los Estados Unidos expresaron su desacuerdo con la recomendación No. 19, en la que se insta a que se inicien los debates sobre la manera de facilitar el acceso a los conocimientos y a la tecnología para los países en desarrollo. Dijo que los cambios propuestos eran una modificación sustancial y que se necesitaba una explicación más completa de los mismos. Los Estados Unidos aclararon además los comentarios incluidos en el informe de la reunión del CDIP de julio de 2008 en la que trató de limitar la información sobre la asistencia técnica prestada por la OMPI.

Para la reunión celebrada en el marco de la recomendación No. 6, la OMPI preparó una lista de los consultores utilizados por la OMPI sobre cuestiones de desarrollo entre 2005 y 2008, que contiene los nombres de una gran variedad de empresarios, académicos y abogados. Su publicación es indicio de una mayor transparencia, pero no incluye mucha información acerca de los proveedores de asistencia técnica.

Durante la semana se abordaron las siguientes recomendaciones: la 1, 3, 4, 6 y 7, además de la 19, 24 y 27. Estas se suman a las actividades de aplicación de las recomendaciones aprobadas en la última sesión del CDIP, en julio de 2008.

Los proyectos propuestos irán ahora al Comité del Programa y Presupuesto de la OMPI, que se reunirá entre el 17 y el 19 de junio.

La Secretaría publicó durante la semana un documento sobre las condiciones de un enfoque de proyectos temáticos. Se aclaró que las recomendaciones originales se conservarían intactas con las modificaciones de los Estados miembros, se mantendrían abiertas incluso si un proyecto termina, podrán formularse proyectos adicionales, se pondrán a disposición recursos financieros suficientes, podrían necesitarse actividades para la aplicación de algunos principios, habrá flexibilidad para la revisión de proyectos, y podrán incluirse recomendaciones individuales en más de un proyecto.

La Secretaría circuló asimismo proyectos de documentos sobre una conferencia acerca de “la movilización de recursos para el desarrollo”, prevista a realizarse entre el 5 y el 9 de noviembre en Ginebra. Estos documentos pueden consultarse en www.ip-watch.org.

Coordinación y evaluación

Una de las cuestiones clave examinadas hacia finales de la semana fue la relativa a los mecanismos de coordinación, evaluación y presentación de informes sobre el trabajo realizado.

Pakistán, respaldada por los miembros del Grupo Asiático, propuso que los presidentes de los comités de la OMPI informaran a las Asambleas Generales anuales sobre la forma como sus órganos ponen en práctica las recomendaciones del Programa para el Desarrollo. En la propuesta de Pakistán se pide a las Asambleas que en sus reuniones de septiembre “se exija a todos los comités de la OMPI que incorporen en su labor todas las recomendaciones del Programa de Desarrollo”.

En la propuesta se pidió asimismo al Director General de la OMPI que formulara observaciones introductorias en las reuniones de las asambleas y comités de la OMPI sobre patentes, derechos de autor y derechos conexos, recursos genéticos, conocimientos tradicionales y folclore, programa y presupuesto, y marcas y observancia.

Francis Gurry, Director General de la OMPI, se dirigió al CDIP para reiterar su compromiso con el Programa para el Desarrollo. Dijo que la coordinación de la Secretaría se llevará a cabo a través de la División de Coordinación del Programa para el Desarrollo, que le informa a él directamente.

La Secretaría preparó la nueva metodología después de escuchar las preocupaciones de los miembros en cuanto a que las recomendaciones podrían solaparse, que no contenían suficiente información financiera detallada, y que se estaban moviendo con demasiada lentitud, dijo.

Durante la semana de reuniones, las organizaciones no gubernamentales estuvieron presentes y dispuestas a hacer declaraciones sobre los temas objeto de debate. Algunas distribuyeron sus declaraciones en la reunión, con la intención de que quedaran incorporadas en el acta de la reunión. Entre las organizaciones estaba la Free Software Foundation Europa, y varios grupos internacionales de bibliotecas.

En esa semana se celebraron además varios actos paralelos, entre ellos uno organizado por el Centro del Sur sobre la recomendación No. 22 del Programa para el Desarrollo, que proporciona una lista de cuestiones que deben tenerse en cuenta en las actividades normativas de la OMPI a fin de que sirvan de apoyo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU.

La próxima reunión del CDIP está prevista a realizarse entre el 16 y el 20 de noviembre.

Traducido del inglés por Giselle Martínez

William New may be reached at wnew@ip-watch.ch.

Creative Commons License"Miembros de la OMPI impulsan la aplicación del Programa para el Desarrollo" by Intellectual Property Watch is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Leave a Reply