Asamblea de la OMPI aprueba nuevo presupuesto y activa “reajuste”

Print This Post Print This Post

Por William New
Los Estados miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) dieron su primer voto formal de confianza a los planes de la nueva Secretaría para reestructurar el organismo de las Naciones Unidas el viernes cuando aprobaron unánimemente un presupuesto revisado para 2008 2009.

La aprobación se efectuó en una Asamblea General extraordinaria de un día, el 12 de diciembre, que finalizó rápidamente después de que el Comité del Programa y Presupuesto terminara de conciliar las diferencias previamente en la misma jornada.

La aprobación de un presupuesto de dos años que asciende a 628 millones de francos suizos (aproximadamente 600 millones de dólares estadounidenses) pone en marcha la visión de Francis Gurry, quien con más de 20 años de antigüedad en la OMPI fue nombrado Director General en la Asamblea General anual celebrada en septiembre. Su plan tiene como objetivo volver a colocar a la OMPI en el centro de la escena mundial de la propiedad intelectual con prácticas de gestión, conocimientos técnicos y tecnología de vanguardia. Las principales áreas de gastos siguen siendo la administración de los servicios de patentes, marcas y nombres de dominio en Internet que la OMPI supervisa, seguidas por la administración organizativa general y las conferencias.

En el segundo trimestre del año, la Secretaría tendrá que elaborar otro programa y presupuesto para el período 2010 2011, a fin de que sean aprobados por las siguientes Asambleas anuales en el último trimestre. Este presupuesto revisado para 2008 2009 representa solamente un leve incremento con respecto a la versión previamente aprobada.

Gurry tuvo una primera muestra de la nueva y más importante función que los países en desarrollo desempeñan en los asuntos de la OMPI, cuando numerosos países cuestionaron su tratamiento de la asignación de fondos en el presupuesto propuesto para los programas aprobados del Programa para el Desarrollo. Su gabinete revisó algunas asignaciones a fin de cumplir con los 8 millones de francos suizos autorizados para tales programas.

“El apoyo al Programa para el Desarrollo ha sido claramente el eje central de nuestras deliberaciones”, dijo un delegado egipcio ante la Asamblea, según trascendió. El mal manejo de los intereses de los países en desarrollo en la política sobre propiedad intelectual y la mayor participación de tales países se detallan en un nuevo libro de Carolyn Deere, fundadora de Intellectual Property Watch, llamado The Implementation Game: The TRIPS Agreement and the Global Politics of Intellectual Property Reform in Developing Countries (El juego de la aplicación: el Acuerdo sobre los ADPIC y las políticas mundiales de reforma de la propiedad intelectual en los países en desarrollo).

Los miembros aceptaron permitir que la Secretaria eche mano generosamente de sus considerables fondos de reserva para otros fines en 2009.

Ampliación de Comité de Auditoría; conferencia de patrocinio

También se decidió ampliar en un año más el mandato y la composición del actual Comité de Auditoría, según señaló un funcionario de gobierno. Conforme se había fijado, el mandato debía finalizar este año, pero con la transición de liderazgo, los miembros decidieron conservar por ahora el mismo equipo pequeño (de nueve miembros), dijo. El Comité también tiene a su cargo la supervisión del nuevo reajuste estratégico.

Por otro lado, Gurry comenzaría a entablar consultas con miembros a fines de diciembre con el propósito de debatir los detalles de una conferencia de patrocinio para el desarrollo prevista para 2009. Esta semana se presentó una propuesta ante el Comité del Programa y Presupuesto.

Durante una reunión de dicho Comité celebrada del 10 al 11 de diciembre, una preocupación clave fue garantizar la asignación de 8 millones de francos suizos (aproximadamente 6,75 millones de dólares estadounidenses), aprobada anteriormente este año por el Comité sobre Desarrollo y Propiedad Intelectual, para llevar a efecto cinco puntos del Programa de la OMPI para el Desarrollo.

Entre los países en desarrollo, surgió cierta ansiedad cuando se determinó que el presupuesto propuesto por la Secretaría solamente asignara directamente alrededor de 3,4 millones de francos suizos, y los restantes 4,6 millones dependieran de una “mayor eficiencia” en otras áreas del presupuesto, según manifestaron funcionarios de gobierno.

Algunos países en desarrollo, con el Grupo Africano y miembros del Grupo Asiático a la cabeza, persistieron durante la sesión plenaria y las consultas en lograr que se asigne directamente la totalidad de los 8 millones de francos suizos al solicitar que la Secretaría presentara una nueva propuesta más tarde el mismo día. Al parecer, algunas de las otras áreas del presupuesto dependerán de una “mayor eficiencia”, afirmó un funcionario.

“Preguntamos por qué se necesitó tanto tiempo” para que la Secretaría cumpliera con la obligación de procurar aquellos fondos del Programa para el Desarrollo, un funcionario africano dijo a Intellectual Property Watch.

Observancia vinculada al impacto social

Los países en desarrollo también frenaron una posible ampliación de las actividades de observancia de la OMPI a través del ajuste de un plan destinado a fomentar el “respeto por la propiedad intelectual” con consideraciones sociales adicionales. La preocupación residía en un objetivo estratégico propuesto de “reforzar el respeto por la propiedad intelectual”, lo que muchos países en desarrollo interpretaron como un impulso para una más estricta observancia de la propiedad intelectual.

Habida cuenta de su misión de proteger la propiedad intelectual y de contrarrestar el aumento mundial de la piratería y la falsificación, la OMPI parece estar impaciente por incrementar su participación en los asuntos de observancia con otros organismos internacionales. Actualmente su labor se limita a organizar conferencias, capacitar funcionarios y debatir asuntos de observancia en su Comité Asesor sobre Observancia (ACE), que no cuenta con poder de negociación.

Pakistán, en nombre del Grupo Asiático, presentó una propuesta, que según trascendió fue aceptada por la Secretaria, para enmendar el objetivo del “respeto por la propiedad intelectual”. El texto propuesto solicitaba la creación de un “marco favorable que promueva el respeto por la propiedad intelectual de un modo sostenible”. Según se fundamentó, un marco favorable, que promueva el acceso, reduciría los incentivos para la piratería y la falsificación, expresó un proponente.

La OMPI debe realizar estudios y evaluaciones del “alcance y los costos actuales de la piratería y la falsificación, y su impacto en el bienestar social y económico”, entre otras cosas. Se espera que la próxima reunión del ACE en 2009 abarque este punto en el orden del día, junto con la función y las obligaciones de los titulares de derechos.

El presupuesto también incluye más de 4 millones de francos suizos para un estudio de viabilidad de un nuevo centro de conferencias de la OMPI, cuyo costo se estima alcanzará los 60 millones de francos suizos. Se plantearon dudas respecto de los costos aparentemente “exorbitantes”, habida cuenta del momento de incertidumbre financiera mundial. La OMPI aceptó intentar reducir el costo del estudio.

El nuevo presidente del Comité del Programa y Presupuesto es Christophe Guilhou de la misión de Francia ante las Naciones Unidas; los vicepresidentes provienen de Egipto y Singapur.

Cuestionan la política sobre las presidencias

Un problema que surgió durante la semana fue el proceso en cierto sentido “místico” (como lo llamó un delegado) de la selección de los presidentes de los comités de la OMPI. Los países asiáticos, irritados por la ausencia de presidentes de su región en la totalidad de los 10 comités principales de la OMPI, presentaron una propuesta para sistematizar la selección.

Los comités abordan los conocimientos tradicionales, las patentes, las marcas, los derechos de autor, la observancia, el desarrollo y la tecnología de la información, además de la Asamblea General, el Comité de Coordinación (el órgano ejecutivo de la OMPI) y el Comité del Programa y Presupuesto.

Según un proponente del cambio, de tales presidencias, el Grupo B de países desarrollados tiene cuatro (marcas, derechos de autor, tecnología de la información, Programa y Presupuesto), el Grupo de Estados de América Latina y el Caribe cuenta con cuatro (conocimientos tradicionales, patentes, desarrollo, Comité de Coordinación) y el Grupo Africano posee dos (observancia, Asamblea General).

Se formó un grupo de trabajo, cuya labor será analizar una propuesta de un enfoque “justo y equitativo” para que los grupos regionales roten en el desempeño de las presidencias, antes de mayo de 2009.

Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported

Comments

  1. LUIS GUTIERREZ CLAURE says

    Estoy trabajando el tema de saberes indígenas y sus derechos colectivos, entre ellos los derechos de propiedad intelectual sobre saberes medicinales y agrícolas, tienen algún lugar que toque estos temas les agradecería mucho si hay acuerdos realizados por la OMPI en este tema
    Gracias
    , Luis Gutiérrez Claure

Leave a Reply